Transbiblio.org

Traducciones de ciencia-ficción pulp.

Vacances

| Comments

Esta breve entrada es sólo para deciros que me voy de vacaciones en un par de días y, mientras esté fuera (alrededor de un mes) no sé cuánto podré actualizar Transbiblio. Publicar las historias requiere, mientras una está activa, actualizar la página a diario, y no siempre podré hacer eso. Desde luego seguiré traduciendo, pero salvo que haya alguna historia suficientemente corta, no sé si se publicará nada. A la vuelta volveremos al ritmo de publicación habitual.

Vándalos de las estrellas [14/14]

| Comments

La conclusión de la historia Vandals of the Stars (Vándalos de las estrellas), de A. T. Locke. You can read the English version at http://transbiblio.org/en/2012/07/04/vandals-of-the-stars-14/.


Un rayo cegador de fuego verdoso cayó de pronto desde el oeste y, con un estruendo terrible, se unió por el extremo al punto más alto del palacio de Fragoni.

Temblaba y vibraba, como si estuviera poseído de vida, mientras se mantenía allí, brillando contra la oscuridad, iluminando el agua y el cielo con un extraño tinte verdoso.

A lo largo del rayo podían verse ondas de luz azul palpitar y recorrer su longitud, para desaparecer en el punto en el que se unía a la enorme estructura, que se empezó a desmoronar.

Vándalos de las estrellas [13/14]

| Comments

La decimotercera parte de la historia Vandals of the Stars (Vándalos de las estrellas), de A. T. Locke. You can read the English version at http://transbiblio.org/en/2012/07/03/vandals-of-the-stars-13/.


Un sentimiento de furia temeraria inundó a Dirk mientras escuchaba las palabras de Zitlan, y sintió un deseo casi irresistible de plantar un puñetazo justo entre los ojos enloquecidos y brillantes del Lodoriano.

Sin embargo, dio una mirada al gran reloj, y vio que aún no había llegado el momento de actuar. En el último instante haría un intento desesperado de frustrar los malvados designios de Zitlan. Si fracasaba… bueno, todo se iría al traste. Pero era mucho mejor morir resistiendo al despreciable Zitlan y sus secuaces que vivir sabiendo que había abandonado, sin luchar, a la muchacha que amaba a la degradación que la esperaba.

Vándalos de las estrellas [12/14]

| Comments

La duodécima parte de la historia Vandals of the Stars (Vándalos de las estrellas), de A. T. Locke. You can read the English version at http://transbiblio.org/en/2012/07/02/vandals-of-the-stars-12/.


–Si todo va bien –dijo Dirk– esos malditos Lodorianos nunca sabrán lo que los golpeó.

–Tan sólo espero –dijo Steinholt– que no destruyamos completamente la nave. Podríamos descubrir sus secretos y entonces nosotros también podríamos viajar hasta el corazón del Universo.

–Es imposible imaginar qué puede pasar –respondió Dirk– hasta después del ataque.

Ambos se mantuvieron callados durante el viaje de vuelta en el pequeño navío submarino, que emergió en el muelle algo antes de las tres y media de la madrugada.

–Tendremos que darnos prisa –urgió Dirk, nervioso– porque necesitaremos algo de tiempo para preparar las cosas cuando lleguemos a casa de Fragoni.

Vándalos de las estrellas [11/14]

| Comments

La undécima parte de la historia Vandals of the Stars (Vándalos de las estrellas), de A. T. Locke. You can read the English version at http://transbiblio.org/en/2012/07/01/vandals-of-the-stars-11/.


–Me importa poco la gloria –respondió Dirk–, pero acepto con gusto la responsabilidad y el deber. Éstas son mis instrucciones –le dijo a Fragoni–: puesto que Teuxical y sus capitanes volverán aquí hacia las cuatro de la mañana para llevarnos a su nave, será necesario vaciar este edificio para entonces. Que todos quienes viven aquí sean evacuados en pequeños grupos, para no despertar sospechas. Inga, más que ningún otro, debe salir y retirarse a un lugar seguro. Después, cuando se acerque la hora de la llegada de los Lodorianos, escaparemos en avión despegando de una de las terrazas posteriores. Aterrizarán para buscarnos y… bueno, entonces sentirán todo nuestro poder.

–Seguiré sus instrucciones al pie de la letra –prometió Fragoni–. Me pregunto –añadió– dónde está Stanton. Debería saber lo que vamos a intentar.

–Volverá a su debido tiempo –contestó Dirk–. Y, si no lo hace, peor para él. Lazarre se quedará aquí con usted –le dijo a Fragoni–, y Steinholt y yo nos pondremos manos a la obra con nuestra parte del plan.

Vándalos de las estrellas [10/14]

| Comments

La décima parte de la historia Vandals of the Stars (Vándalos de las estrellas), de A. T. Locke. You can read the English version at http://transbiblio.org/en/2012/06/30/vandals-of-the-stars-10/.


–¡Silencio! –tronó Teuxical–. ¡Mi propio hijo, más que cualquier otro, obedecerá mis órdenes! ¡O, como otros antes que él, morirá por su insubordinación!

Zitlan, con una expresión desafiante en la cara, se calló, pero Dirk podía ver que estaba lívido de rabia contenida.

–Como estaba diciendo –continuó Teuxical, dirigiéndose a Fragoni–, me estoy haciendo viejo y hace tiempo que estoy cansado de la conquista. He visto vuestro mundo, y me agrada. Es un lugar minúsculo y apacible, alejado de las luchas y la turbulencia del centro infatigable del Universo. De modo que es mi intención dejar vuestro mundo intacto y regresar a Lodore durante un tiempo, para pedir al poderoso Malfero la merced de concederme este pequeño mundo provinciano. Y después, con su permiso, regresaré y lo gobernaré con sabiduría y benevolencia. Os otorgaré grandes conocimientos, y la paz será con las gentes de esta Tierra y también conmigo.

–Esas son excelentes noticias –respondió Fragoni. Estoy seguro de que ningún mundo podría esperar un gobernante más sabio y más justo que usted, y nuestro Congreso indudablemente lo aclamará.

Vándalos de las estrellas [9/14]

| Comments

La novena parte de la historia Vandals of the Stars (Vándalos de las estrellas), de A. T. Locke. You can read the English version at http://transbiblio.org/en/2012/06/29/vandals-of-the-stars-9/.


–Y lo que es peor –añadió Steinholt– es su práctica de esclavizar las poblaciones de mundos enteros y hacer de ellos trabajadores o soldados. Esos soldados de la nave no son Lodorianos. Millones de ellos fueron arrancados de algún planeta y convertidos en tropas. Fue además una conversión extraña –dijo Steinholt con un escalofrío–. Se hizo una operación cerebral y se eliminaron casi todas sus facultades mentales. Responden únicamente a ciertas señales de un silbato y su único impulso definido y activo es el de la muerte y la destrucción.

–La única solución –dijo Dirk decididamente– es acabar con todos estos invasores, si queremos salvar nuestro mundo de ser asolado.

Los tres hombres se miraron unos a otros en silencio durante un momento y entonces Dirk, con algo de debilidad, se incorporó en la cama sobre la que estaba tumbado.

–Pero ¿cómo podemos acabar con ellos? –preguntó Steinholt–. Podríamos, desde luego, librarnos de algunos de ellos, pero eso simplemente llevaría a nuestra destrucción por parte de los otros.

Vándalos de las estrellas [8/14]

| Comments

La octava parte de la historia Vandals of the Stars (Vándalos de las estrellas), de A. T. Locke. You can read the English version at http://transbiblio.org/en/2012/06/28/vandals-of-the-stars-8/.


Dirk caminó rápidamente hasta Inga, interponiéndose entre la muchacha y el de Lodore que la miraba tan descaradamente.

–¿Qué significa todo esto, Dirk? –preguntó ella en voz baja–. Esa extraña gente, ¿de dónde vienen?

Stanton se había adelantado a los demás y se unió a Inga y Dirk.

–Vienen de algún mundo lejano, Inga –explicó–, del que aún no sabemos nada.

–¿Pero qué quieren? –insistió ella–. ¿Qué pretenden hacer? A través del magnascopio vi a esas horribles criaturas salir de esa cosa en el agua y pensé, al principio, que iban a mataros a todos.

Vándalos de las estrellas [7/14]

| Comments

La séptima parte de la historia Vandals of the Stars (Vándalos de las estrellas), de A. T. Locke. You can read the English version at http://transbiblio.org/en/2012/06/27/vandals-of-the-stars-7/.


Cada uno llevaba un tubo con una apariencia sorprendentemente parecida a la de una linterna eléctrica portátil.

Avanzaron rápidamente, en filas de ocho, hacia Dirk y sus compañeros, quienes, asombrados, mantuvieron sus posiciones.

La primera fila se detuvo a no más de un metro del pequeño grupo de hombres sobre la cubierta. Las otras filas también se detuvieron y formaron un gran pelotón. Entonces se oyó un estridente silbido y la formación se abrió en el medio, dejando un camino abierto que llevaba hasta la apertura.

Un momento después se vio surgir la figura regia de un hombre emerger del orificio y, tras una breve pausa, avanzar lentamente en su dirección con paso majestuoso.

Vándalos de las estrellas [6/14]

| Comments

La sexta parte de la historia Vandals of the Stars (Vándalos de las estrellas), de A. T. Locke. You can read the English version at http://transbiblio.org/en/2012/06/26/vandals-of-the-stars-6/.


–¿Por qué no esperamos a ver qué pasa? –preguntó Dirk–. Ni siquiera conocemos la naturaleza de lo que intentamos combatir.

–Está hecho de metal sólido –insistió Stanton tenazmente–. Es un cuerpo de metal con un cerebro de metal.

–No sea ridículo –dijo Steinholt–. Parece evidente que la nave proviene de otro planeta y, si no estoy equivocado, hay criaturas inteligentes en su interior.

–De cualquier modo –dijo Dirk–, parece poco práctico hacer planes hasta saber más. Sugiero que demos poderes a Fragoni para que actúe en nuestro nombre en este asunto.

–Me parece muy razonable –dijo Steinholt–. Muy posiblemente surja una crisis en la que el juicio rápido de un solo hombre sea necesario para evitar el peligro siempre inherente en alargar las cosas.